Unas veces se gana y otras se aprende

Muchas veces el miedo a equivocarnos no nos deja intentarlo y nos perdemos una gran oportunidad, pero el error no existe, lo que existe son resultados inesperados que no concuerdan con nuestras expectativas.
·
El resultado es tan solo un resultado, que si no concuerda con nuestras expectativas debe convertirse en un aprendizaje para volver a intentarlo de otra manera. Cuando lo vemos así, lo que antes considerábamos un error, se convierte en algo extremadamente útil.
·
Pensar que hemos cometido un error nos genera unos sentimientos que siempre son limitantes, sin embargo, si lo consideramos simplemente como un resultado que no concuerda con nuestras expectativas, nos abrimos a experimentar de nuevo aprovechando la experiencia de lo anterior, y por tanto, dando muchas más posibilidades a que el resultado esta vez acabe estando más acorde con nuestras expectativas.
·
Visto desde este prisma, cuantos más “errores” cometamos, más posibilidades tendremos de conseguir los resultados deseados, así que adelante, aprovecha todas las horas del día de hoy para cometer el máximo número de “errores” que puedas.
·
Existe algo mucho peor que no haberlo conseguido, no haberlo intentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *