Ojo con salirte del rebaño…

Cuando una oveja se sale del rebaño se altera la paz, el pastor grita y hace gestos, los perros empiezan a ladrar y a perseguirle, si hace falta le muerden las patas, la cuestión es que vuelva al rebaño lo antes posible.
·
Los humanos hacemos lo mismo, en cuando alguien se sale del rebaño nos sale el pastor que llevamos dentro y lanzamos nuestros perros a modo de crítica, intentando que la oveja vuelva al rebaño cuanto antes.
·
Por suerte, a veces la oveja logra despistar al pastor, al perro y al propio rebaño, y se da cuenta de que al final no hay tantos lobos como le decían, se da cuenta de que se puede vivir fuera del rebaño y que además, se vive mejor que dentro del rebaño, más libre, decidiendo en cada momento dónde quiere ir y creando su propia vida.
·
Y tú, ¿sigues en el rebaño o ya saliste? ¿cuál es tu pastor? ¿cuáles son tus perros? ¿cuáles son tus lobos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *